campus2015cabLos alumnos de 4º ESO Susan Blesa Chiralt y Arturo Martínez Pastor fueron seleccionados en la edición del Programa Campus Científicos de Verano 2015. Esther Penáguila Rubio (reserva) también fue admitida.

Participaron durante 1 semana del mes de julio en proyectos científicos. Susan en el proyecto "Descubriendo falsificaciones de monedas ..." del Campus UAM / Univ. Autónoma de Madrid y Arturo en el proyecto "Diseño y constucción de microrobots" del campus Carlos III / Universidad Carlos III de Madrid.


Susan Blesa Chiralt

Era domingo 19 de julio de 2015, y llegaba a la residencia de estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid. Lo primero que vi al entrar a mi habitaión fue un corcho donde alguien había escrito "Campus Científico de Verano: la mejor experiencia de mi vida". La verdad es que leer eso me entusiasmó, y el mensaje tenía razón, pasé unos momentos increíbles.  Por las mañanas teníamos las clases donde nos dividían en 4 grupos, según el proyecto al que pertenecías. Yo estaba en "Descubriendo falsificaciones de monedas con un acelerador de partículas". Trataba de hacer una moneda de un euro sólo centrándonos en su composición, es decir, en los materiales de los que está hecha. Después comprobábamos, con el acelerador de partículas, si la composición de una moneda verdadera de euro era la misma que la de nuestra moneda falsa, y comparábamos los resultados. Las clases me encantaban, las realizabas dentro de la UAM, en el edificio del CMAM (Centro de Microanálisis de Materiales) Aprendí muchísimo, y además realicé actividades muy interesantes que no creo pueda volver a hacer nunca.  También teníamos mucho tiempo para hacer buenas migas entre todo el grupo de 30 personas. Todos congeniábamos genial, y además conocíamos gente de diversas partes de España, que eso es precioso. Por las tardes nos daban charlas, visitábamos sitios o íbamos a la piscina. Pero de todo esto, a parte de haber tenido la experiencia de ver la vida de una universidad, aprender tantísimo... Lo más importante son las grandes amistades que me llevo, espero poder seguir conservándolas dentro de mucho tiempo. De momento, ¡tengo casa en casi toda España!   


Arturo Martínez Pastor

La experiencia en el Campus fue inolvidable. Yo fui al proyecto de  Micro robótica en el Campus de la Universidad Carlos III de Madrid.
Nos alojábamos en la residencia de la Universidad, a unos diez minutos en autobús de esta. Todas las mañanas, diferentes profesores nos impartían clases de aproximación a la robótica. Era muy interesante porque dábamos las clases en laboratorios y todas eran prácticas.
Pero no todo eran clases. Teníamos muchísimo tiempo de ocio, además de diferentes actividades organizadas por el Campus y por los monitores. Entre todos nosotros había muy buen ambiente de amistad, y también con los monitores. Este fue uno de los factores que hico del Campus tan buena experiencia.
Las actividades organizadas por el Campus eran diferentes talleres y charlas. Que resultaron ser muy divertidas. Y las actividades organizadas por los monitores eran juegos para que nos conociésemos entre nosotros y pasásemos un buen rato.
La “meta” del proyecto era realizar una presentación al final de la semana exponiendo todo lo que habíamos hecho y aprendido en las clases. Había que exponer delante de todos los compañeros, monitores y profesores, pero fue algo muy ameno y distraído.
Al final de la semana fue una lástima que ya se acabase el Campus. A todos se nos hizo muy corto. Y habíamos congeniado tan bien todos, que dio mucha pena despedirse, aunque aún seguimos en contacto. 


Esther Penáguila Rubio

El día 17 de Julio llegué a Soria a la Escuela Madre de las Mercedes, donde pasaría 10 días inolvidables. Al principio, como la mayoría habría pensado, tenia miedo por si la gente no era como yo... y poco a poco me fui dando cuenta de que estaba rodeada de gente maravillosa, era gente normal, muchos con las mismas aficiones y gustos que yo.
Por las mañanas muchas veces teníamos talleres, en los cuales diseccionamos ojos, un cerebro de cordero, un pez,etc. Tambien  hicimos experimentos de Química y muchos otros más en Física, los cuales nos encantaron porque eran muy entretenidos y deslumbrantes.
Tambien hicimos excursiones: fuimos al Cañón del Río Lobo, a la Laguna Negra, hicimos rafting por el río Duero... Y una noche fuimos a un observatorio, en el cual pudimos ver nebulosas, satélites, estrellas y a Saturno.También he de destacar la comida, estaba riquísima.
Nada habría sido lo mismo si no hubiese sido por la colaboración de las monitoras, quienes eran super simpáticas y gracias a ellas pude disfrutar al máximo del campus e hicimos jincanas y juegos por las noches super emocionantes. Sin olvidar lo que nos quejábamos de que nos hiciesen ponernos la crema y la gorra todos los días. Aun así les hemos cogido muchísimo cariño, y nunca olvidaremos la canción "Camino Soria" con la cual nos despertaban cada mañana.
Ha sido una experiencia inolvidable, gracias a la cual he podido conocer a muchísima gente que nunca voy a olvidar y con la que quiero seguir manteniendo la relación. Recomiendo a todo el mundo que vaya a probar porque cuando estén allí no se querrán ir. Me encantó haber podido disfrutar de aquellos diez días allí y me encantaría poder volver a repetirlos.


 

BOLETÍN SPP

Recibe el boletín de noticias del Colegio SUSCRÍBETE:

Contacta

ENVIA TU CV

Si deseas TRABAJAR CON NOSOTROS rellena el siguiente Formulario

SUGERENCIAS

Tu opinión nos interesa
Formulario

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pinchando en "Más información".